sábado, 3 de octubre de 2009

inolvidables sesiones

No sé si te habrá pasado, pero a mi sí. Los días que menos esperas navegar acaban siendo los mejores.
El Lunes recién salido del trabajo, no sin cierto estrés acumulado, me fuí a comer a un restaurante con varios compañeros de trabajo, tenía pensado echar una larga y reparadora
siesta...aunque los dioses me tenían una sorpresa preparada...
justo al arrancar el coche para dirigirme a casa sonó el móvil, la voz ronca de un recién depertado Pakorioja me advirtió del tiempazo que hacía en la playa, y, o sí, de la entrada tímida de un poniente incipiente orsay de cualquier parte.
Así que disfrutando de mi nueva situación geográfica (ahora stoy en jeré,paquien no lo sepa)me fuí en directo a Costa Ballena, esto de variar me encanta, sin saber que ocurría allí.
Cuando iba llegando, transcurridos unos 19 minutos pude observar el aleteo de las ramas arbóreas, y mi olfato de lobo me dijo que esa tarde era mia.
Efectiviwonder, los nudos justos, el viento en esta playa offshore, a surfear olas y sus extensos planos, una pasada, sin sufrir la tensión en las piernas iba grapando las olas y de fondo la playa y sus minusculos acántilados, unido a la luz que había y la esencia septembrina hicieron de esta una sesión inolvidable. Por la noche como dormí como un bendito.
Mi bautizo kitesurfero de época otoñal, que alegría, ya deseando repetir....quizás la semana que viene, el martes o un jueves, quien sabe, y con amigos, mejor. Un abrazo

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Qué cabrón!!!!!

Jose.

Antonio dijo...

si señor envidias nos das mamomnazo.
bienvenido a mi ciudad(pueblo)
antonio de jerez
saludos